miércoles, 22 de julio de 2015

Aunque sea en mi pantalla elocuente de mis ojos









No soporto el silencio
Si no encuentro tu mirada
Y tus cabellos desfilando por el pasillo escondido
En el laberinto coloquial de tus pasos
Rumbo al vigor esfuerzo de mis brazos
Para cobijar la celestina membresía de tu ojos

No soporto la lluvia
Si no estás a mi lado
Para contar los poros de tu cuerpo
Al compás de las gotas millonarias
Que dibujan en el suelo la esencia de nuestro amor,
Momento preciso que descubro uno a uno
Los agujeros erizos de tu cuerpo
Disfrazado con mis besos diluviales
En plena tormenta de verano

No soporto estar en casa
Si no siento tu presencia
Aunque sea en mi pantalla elocuente de mis ojos
Para dictarte mis pestañas en tu ombligo
Junto al bosque de tus vellos,
Cuello eterno de mis labios
Deslizando a tus senos manantiales de caricias
Al encuentro de tus labios infinitos de emoción

aapayés